Habla con nosotros!
983 478 557
info@psicact.es
Actividades Programadas
MARISA PÁEZ EN PSICACT: WORKSHOP: INTEGRANDO ACT Y FAP EN CASOS COMPLICADOS
CURSO DE NIVEL AVANZADO   DIRIGIDO A: A psicólogos con...
+ info
Nombre:
Email:
Tu consulta:

Boletines Informativos
Terapias

Generamos compromisos con la vida
TERAPIA DE ACEPTACIÓN Y COMPROMISO (ACT)
“Toma las riendas de tu vida y no dejes que lo que piensas y sientes decidan el qué hacer”

La Terapia de Aceptación y Compromiso es una de las intervenciones de las denominadas de Tercera Generación y es una terapia basada en la aceptación de aquello que no podemos controlar focalizando la atención en lo que la persona valora.

Se trata de una terapia con un importante aval experimental. Recientemente la División 12 de la American Psychological Association ha catalogado a la ACT como una terapia con fuerte apoyo empírico en diferentes problemas como la psicosis, depresión, ansiedad, dolor crónico, trastorno obsesivo compulsivo, etc.  Está especialmente indicada para evitar la cronicidad de los problemas psicológicos.

Es una intervención no directiva y totalmente respetuosa con los intereses de las personas, que pone énfasis en el análisis funcional de la conducta problemática más que en los diagnósticos formales, con lo que potencia la desestigmatización real de las personas con problemas de salud mental.

Su objetivo es generar mayor flexibilidad psicológica, de tal forma que la personas aprendan a actuar de una manera efectiva tomando como base sus intereses a pesar de la presencia de experiencias displacenteras. La ACT entiende la Inflexibilidad psicológica como la incapacidad para ajustar el comportamiento sobre la base de su utilidad en la consecución de los fines deseados, incluyendo no ser capaz de cambiar un comportamiento cuando el cambio es necesario y no ser capaz de persistir en un comportamiento cuando se necesita. Se centra por tanto en trabajar todo aquello que potencie que la persona empiece a dar pasos en una dirección valorada por ella.

Las consultas desde esta perspectiva son muy experienciales y dinámicas de tal forma que, lejos de huir de situaciones problemáticas, la persona aprenderá a relacionarse con lo que la siente y piensa de una forma diferente, centrándose en aquellas acciones que le llevarán a una mayor satisfacción con su vida.

“No se centra en hacer mas tolerable vivir en un ambiente tóxico, sino que se plantea generar ambientes saludables y ayudar a las personas a largo plazo”

ENTRENAMIENTO EN MINDFULNESS

El Entrenamiento en Mindfulness es una intervención basada en la aceptación donde la atención se focaliza en el momento presente, en lo que está pasando  en el aquí y ahora sin juzgar lo percibido como bueno o como malo. Por lo tanto, el elemento esencial de mindfulness es la aceptación sin juicio.

Mediante el Entrenamiento en Mindfulness se enseña a las persona a relacionarse con los pensamientos y emociones, como lo que son más que como lo que dicen.

Esta estrategia  permite que las personas aprendan:

  • A vivir en el momento presente sin que nos dominen las angustias del pasado y los miedos del futuro.
  • A potenciar la capacidad de contacto con lo que la persona piensa, siente o hace en el momento presente.
  • A diferenciar a la persona que piensa y siente, de los pensamientos y sentimientos.
  • A percibir estos pensamientos y emociones displacenteras que atormentan a la persona sin dejarse manejar por ellos.

En conclusión, el Entrenamiento en Mindfulness permite generar distancia de los contenidos del pensamiento y abrir un hueco para la aceptación.

Su objetivo no es tranquilizar el cuerpo o sentirnos relajados, sino que se pretende entrenar a tranquilizar la mente para ver con claridad.

Al igual que cualquier otra habilidad requiere de entrenamiento por parte de los participantes, de manera que el resultado final dependerá del nivel de práctica. Si practicamos mucho, a largo plazo se observarán muchos resultados, si no se practica, no habrá resultados.